La vida de Dietrich von Werthern confidente de la Orden

Dedicó sus servicios al nuevo Gran Maestre con el mismo celo, así que en abril de 1511 en una legación a Georg, en mayo de 1512 en la Dieta Imperial de Tréveris y en una reunión de los oficiales regionales de la Orden en Coblenza, pero desde finales de 1510 aparece también como Consejero de Georg, quien le delegó en las negociaciones de Petrikau en octubre y noviembre de 1512; pero como todas las anteriores estas reuniones se mantuvieron, y W. como competente confidente de la Orden, tampoco tuvo éxito en la terca adhesión del Rey polaco a la Paz de Espina.

Despu√©s de 1512 W. ya no est√° en el servicio diplom√°tico de la Orden, tambi√©n ha renunciado a su canciller√≠a, pero durante muchos a√Īos sigui√≥ en estrecho contacto con Albrecht, a quien sirvi√≥ en numerosas contrataciones de car√°cter no pol√≠tico, por ejemplo en las disputas con el conde Hans contra Hohnstein y sus herederos por demandas de da√Īos y perjuicios en 1513, hasta 1516, en la compra del salitre en 1513, 1514, y en la redenci√≥n en mayo de 1513 del oficio de Weissensee prometido en 1508 por el duque Georg al obispo Job de Pomesania.

El duque Georg

Sirvió repetidamente a otros por su intercesión ante el Gran Maestre, quien también le dio prueba de su gratitud en junio de 1513 al hacerle un regalo de honor. Varias cartas de 1514 a 1516 dan también testimonio de su fidelidad a un hombre que estuvo cerca de él y de su tacto: sugirió repetidamente al Gran Maestre que era necesario decorar la tumba del Comteur Nicolaus Pflug con una piedra conmemorativa para el honor del difunto y de la propia Orden.

En 1520, volvió a entrar en contacto con Polonia cuando, durante las renovadas negociaciones de Albrecht con el rey Siegmund en abril, el duque Georg volvió a enviar enviados a Thorn, entre ellos W., para la mediación, pero este intento tampoco tuvo resultado. Mientras tanto, había estado continuamente activo en las misiones sajonas.

Desde 1513 se le habían confiado los asuntos frisones; en enero de 1514 consiguió finalmente que el emperador de Innsbruck proclamara el exilio imperial contra el oponente de Georg, el conde Edzard de Frisia Oriental; sin embargo, debido a otros enredos en los Países Bajos por la intervención francomonetaria, los esfuerzos sajones fueron en vano.

La política infundada de Maximiliano

En febrero de 1515, W. se encontraba de nuevo en Innsbruck con el Emperador, con el fin de persuadirle de que se hiciera cargo de Frisia por su cuenta a cambio de una suma en concepto de indemnización; sin embargo, la política infundada de Maximiliano no llegó todavía a una conclusión.

En diciembre de 1516 lleg√≥ a Hagenau para negociar con el arzobispo de Maguncia en Erfurtischen Angelegenheiten y acompa√Ī√≥ a Maximiliano en enero de 1517 a los Pa√≠ses Bajos, donde se esforz√≥ inquieta y enf√°ticamente hasta finales de mayo, unas veces en las cortes imperiales de Amberes, Breda, Malinas y otras en la corte del joven rey Carlos de Espa√Īa en Bruselas, para hacer valer las justas reclamaciones monetarias de su duque.

Sus numerosos y largos informes escritos a mano a George proporcionan valiosas contribuciones al conocimiento de las condiciones allí existentes y al mismo tiempo ofrecen finos testimonios de la honorable forma de pensar de Werthern también en la política y de su íntima relación personal con su soberano.

Las relaciones de Sajonia

Durante esta estancia en los Países Bajos, Georg le confió como hombre científicamente educado una misión a Erasmo de Rótterdam, que se encontraba entonces en Bruselas, para invitar al Humanista a Sajonia. Ni siquiera Erasmo aceptó esta invitación, pero el mensaje de Werthern inició una comunicación escrita entre el príncipe y el erudito.

La carta, desgraciadamente sin fecha en el propio concepto del duque, que al mismo tiempo constituye un testigo de honor para el enviado, es notable como la primera carta de este intercambio de cartas entre Jorge y Erasmo; fechada hasta ahora indeterminadamente entre 1516-1518, puede determinarse con toda probabilidad como perteneciente a esta época por la prueba de que en los primeros meses de 1517 W. y Erasmo permanecieron en los Países Bajos al mismo tiempo.

También lo encontramos santificado en otros asuntos de estado, como en 1514 y 1525 en el caso de los envíos a Hesse, en 1515 en las relaciones de Sajonia con el monasterio de Quedlinburg, y en 1521 y 1522 en la disputa de Hildesheim. 1524 y 1525 en las negociaciones con los Ernestinos y en la Guerra de los Campesinos, 1515, 1522 y 1526 en las Dietas Imperiales de Friburgo, Nuremberg y Ratisbona.

Los relativos a asuntos espirituales

Tambi√©n para la Dieta Imperial en Speyer en 1530, ya hab√≠a dise√Īado con Anton von Sch√∂nberg, pero fue reemplazado por el Dr. Johann Spiegel. Su √ļltima misi√≥n diplom√°tica, que yo sepa, fue en marzo de 1530, cuando fue enviado a Cracovia con Christoph v. Carlowitz de George para trabajar con el rey polaco Siegmund para buscar una soluci√≥n a las disputas entre el rey Fernando y el pr√≠ncipe Juan Zapolya de Transilvania, que fue apoyado por los turcos.

Acompa√Ī√≥ repetidamente al Duque en sus viajes, por ejemplo a Augsburgo en 1518 y a Nuremberg en 1521. No menos importante fue consultado en asuntos internos del pa√≠s, para arbitrajes, para investigaciones de agravios y delitos, sobre todo los relativos a asuntos espirituales o de personas, especialmente en los a√Īos -28, para negociaciones con los estamentos, etc. Su posici√≥n en los grandes temas religiosos de la √©poca era, como se podr√≠a esperar de un consejero de confianza del Duque George, estrictamente cat√≥lica.¬†